FORMA DE ELABORAR UN ATRAPA SUEÑOS ARTESANAL

Comenzando con un aro y agregándole hilo, algunas cintas y unas pocas plumas, un atrapa sueños es un objeto sencillo de elaborar.

¿Qué es un atrapa sueños?

Un atrapa sueños es un elemento que sirve como decoración para un dormitorio y que se ha vuelto muy popular, gracias al actual Movimiento de la Nueva Era, en virtud de sus “poderes” sobre los sueños.

Los atrapa sueños tienen su origen en la nación indígena de Ojibwa (EE.UU.). Los nativos de esta etnia fabricaban estos amuletos usando filamentos vegetales coloreados en rojo, atándolos dentro de una anilla circular o un bastidor de madera con forma de lágrima, conformando una malla parecida a las telarañas; los adultos colocaban este objeto sobre las cabezas de los niños, en el lugar donde éstos dormían, como un medio para protegerlos de pesadillas y manifestaciones espirituales oscuras.

¿Para qué sirve?

De acuerdo a lo divulgado por el Movimiento de la Nueva Era, el atrapa sueños debe colgarse en el techo, por medio de un hilo, justo sobre la cabecera de la cama. Su función es “colar” los sueños que tienen las personas durante la noche, dándole paso tan sólo a los alegres y positivos. Aquellos sueños que no pueden recordarse quedan en las plumas y bajan lentamente por ellas; las pesadillas son capturadas por las cuentas puestas en la malla y se consumen con la luz del sol de la mañana para que no lleguen a cumplirse.

¿Por qué son tan populares?

El Movimiento Hippie de los años 60 y 70 adoptó algunos elementos del Movimiento Panindio norteamericano de esa misma época, incluyendo el atrapa sueños, al que los indígenas veían como un modo de identificarse ante el resto de la sociedad y como un símbolo de su cultura. Progresivamente y gracias a las “facultades psico-espirituales” que le dieron los hippies –detalle que posteriormente tomaría el Movimiento de la Nueva Era- se convirtieron en un auténtico amuleto para eliminar los sueños y visiones negativas.

¿Por qué es bueno que los hagas tú mismo/a?

Si te llama la atención tener un atrapa sueños, bien sea para ti o para tus niños, es muy bueno que lo elabores por tu cuenta pues de acuerdo a los postulados del Movimiento de la Nueva Era, al hacerlo por tu propia mano lo “cargas” con tu energía, personalizándolo para ti y para los tuyos.

Lo que necesitas para elaborar tu propio atrapa sueños

Para elaborar tu atrapa sueños necesitarás un aro de madera o metal, algunas plumas de colores, unas cuantas perlas o cuentas ornamentales, cinta de algodón, seda, cuero u otro material similar; hilo de lino y cola para manualidades.

Lo que debes hacer

Envuelve la cinta en torno al aro, procurando cubrirlo muy bien, sin que la cinta quede superpuesta. Pega las puntas de la cinta con cola, al inicio y al final; puedes reservar una parte de la cinta para usarla después a modo de gancho.

Elaborar la clásica malla dentro del círculo es lo más complejo. Puedes usar hilos de un color o bien de varios. Si eres hábil tejiendo, no tendrás inconvenientes; pero si no, te ofrecemos esta opción: haz distintas marcas en la extensión del aro, de modo que lo dividas en varias secciones (por lo común, son 12 marcas, de manera que el aro quede dividido en sectores de 30°); toma luego un pedazo de hilo de buena longitud y amarra una de sus puntas al aro; llévalo hacia el primer punto que marcaste, pásalo por debajo y después por encima; procede del mismo modo en cada una de las marcas.

Luego de que el hilo se haya pasado por cada marca, teje la segunda parte del amuleto, saltando la primera marca y pasando el hilo por debajo y por encima de la segunda marca, incluso también por debajo del pedazo de hilo que ya está en ella. Sigue pasando la nueva hebra de hilo por debajo de las ya colocadas y ve agregando las cuentas, si así lo deseas. Desde este punto, ve pasando el hilo por cada parte hasta formar una figura semejante a una estrella.

Para agregarle las plumas, primeramente se recomienda hacer esto en número impar. Según el tamaño que tenga tu atrapa sueños, puedes usar tres plumas, situando la de mayor tamaño en la parte central y dos pequeñas hacia los lados, atándolas al final del círculo con algo de hilo que hayas dejado colgando o bien valiéndote de alambre fino con cuentas previamente insertadas. Si no quieres usar cuentas, tienes la opción de hacer nudos pequeños precediendo a las plumas y luego siguiendo después de ellas.

En caso de que no lo hayas hecho al envolver la cinta sobre el aro, puedes hacer un pequeño rizo para fijarlo sobre la parte superior y colgar así el atrapa sueños sobre la cabecera de tu cama.