ELABORACIÓN DE ADORNOS DE FIELTRO PARA EL CABELLO

Con fieltro se pueden elaborar fácilmente adornos para el cabello.

Decorar el cabello con adornos es muy importante, no sólo para sujetarlo, sino para lucirlo de la forma que desees para cada evento. Si quieres aprender la forma de elaborar para tu cabello adornos a base de fieltro, te invitamos a que leas y tomes nota de estas ideas con las cuales podrás conseguir un fantástico coletero.

La permanencia de los adornos para el cabello.

Adornarse el cabello ha sido una costumbre femenina desde tiempos ancestrales.

A lo largo de la historia, las mujeres de las civilizaciones más importantes e influyentes de la humanidad han mostrado su predilección por adornar su cabello de las formas más diversas y originales, llegando incluso a la excentricidad. En Egipto, las damas de la realeza adornaban su cabeza con pelucas (los egipcios en general rapaban su cabeza por causa del calor y las plagas) creadas con cabello procedente de las esclavas capturadas y trenzaban entre sus mechones cuentas de pedrería atadas con hilos de seda, complementando el conjunto con diademas de oro esmaltado. En Creta, las mujeres se trenzaban la cabellera con cintas color púrpura antes de salir al mercado, como una forma de atraer las miradas de posibles pretendientes. En el Israel bíblico, las mujeres portaban velos que cubrían su cabello, pero agregaban sobre ellos algunas cintas de colores vivos. Las damas romanas utilizaban peinetas de hierro o de bronce para mantener la cabellera ordenada o si la tenían muy larga, se la recogían en un moño sujeto con cintas entretejidas o bien con una cinta sencilla de un color discreto.

Todo lo anterior sirve como ejemplo de que los adornos para el cabello han sido, son y serán parte del vestuario femenino.

El fieltro: tan versátil como antiquísimo

El fieltro se cuenta entre los materiales de mayor uso en el ramo de las manualidades; su apariencia y textura ayudan a conseguir gran diversidad de resultados. Es muy útil también para adornar chaquetas, suéteres, cojines y, en general, cualquier clase de textil.

Es el primer material textil producido por la humanidad, remontándose su origen hacia la época prehistórica. Por sorprendente que parezca, los antepasados del hombre moderno utilizaban ya este textil para cubrirse, lo que significa que se creó tiempo antes del hilado o tejido.

¿Cómo se produce el fieltro?

Actualmente se crea por aglomeración de capas de fibra sintética de lana con ayuda de vapor y presión. En otras palabras, en su confección no hay cruce de trama y urdimbre, como es el procedimiento normal para la fabricación de las telas que conforman nuestras prendas de vestir cotidianas.

¿Qué características posee el fieltro?

Entre su variedad de propiedades están el ser maleable; puede doblarse, estamparse, coserse, pegarse y graparse fácilmente; con unas tijeras, un cortador y otros implementos para manualidades, puede procesarse para confeccionar diversidad de prendas y objetos. No requiere lavado frecuente, pudiendo hacerse esto completamente a  mano, usando apenas  agua tibia y jabón con pH neutro y posteriormente ser ventilado al sol. También puede plancharse a temperatura mediana, aplicando en cada pasada un paño húmedo. En el sector industrial se le aprecia como un buen antivibratorio y aislante térmico. No se ve afectado significativamente al entrar en contacto con el agua, siendo un buen protector contra los fenómenos meteorológicos. Aunado a lo anterior, viene a ser un excelente amortiguador de golpes. Tiene una  vida útil larga, propiedad supeditada a un mantenimiento apropiado. Como último detalle, el fieltro tiene propiedades antiestáticas.

Lo que debes hacer para confeccionar adornos de fieltro para el cabello

Para elaborar un coletero de fieltro, que es el adorno del cual trataremos aquí debes comenzar a trabajar en base a un patrón. Toma el patrón de una flor, por ejemplo. Haz los círculos que conforman la flor usando la circunferencia de un vaso, marcando la forma con un plumón fino y recórtala lo más exactamente que puedas. Con los círculos puedes crear una espiral, así que  corta nuevamente para crear tal forma, repitiendo el procedimiento hasta que consigas una forma ondulada.

En este punto ya puedes ir cosiendo por la parte central de la onda. Agrega una piedra brillante en la parte central para decorarla y hacerla llamativa; después ve enrollando la forma ondulada y cosiendo en la parte de atrás hasta que hayas terminado. Luego, pon otro pedazo de fieltro hacia la parte de atrás para que las puntadas no se vean. Hazle cuatro puntadas a este pedazo, partiendo desde el centro y luego hacia la parte externa, a fin de conformar una flor de cuatro hojas.

Por último, cose la flor así confeccionada al coletero. Este último puede ser elaborado también con fieltro: simplemente forra una banda elástica con el material y pégalo para sellarlo perfectamente. Listo.