Destruyendo el miedo a cometer errores laborales

El ser humano es un tanto cobarde por naturaleza, la simple idea del fracaso resulta agobiante para muchos a causa del tiempo y recursos invertidos, pero en ciertos aspectos de la vida los errores no han de ser vistos como algo malo, sino como oportunidades de éxito, claro está que dichos errores han de ser medidos.

Errores en el trabajo

El temor a cometer errores en el trabajo es entendible, porque se corre el riesgo de ser despedido, ya que el mundo corporativo funciona de esa forma, sin embargo, un solo error no es razón suficiente para despedir a un empleado, a no ser que el mismo tenga consecuencias severas para la empresa.

Tal miedo se hace presente de forma constante cuando se tiene un nuevo trabajo, ya que las posiciones laborales son vistas como un premio al esfuerzo, el cual puede ser retirado en caso de que no se cumplan con las expectativas, pero dicho miedo ha de ser erradicado, ya que es una pared que evita que se llegue al verdadero potencial.

Sucede que cuando el miedo se apodera de la mente este paraliza el cuerpo, lo que genera una disminución en el rendimiento laboral, e incluso, irónicamente, el miedo a cometer errores es lo que puede llevar a una persona a cometer el error, ya que no es capaz de controlar sus acciones, no puede trabajar cómodo, y una clave para que los trabajos se hagan bien, es que se realicen cómodamente.

Es necesario tener en cuenta que no hay error tan grande que no se pueda enmendar, además, es necesario tener el carácter suficiente para aceptar el nivel de culpa dentro del error cometido y hacerse cargo de las consecuencias. Lo peor luego de cometer un error es esconderse asustado por lo que pueda pasar o señalar a otros.

Cómo eliminar este miedo

  • La actitud importa

En un primer día de trabajo el temor a los errores comienza, y es en realidad muy fácil sucumbir ante los mismos, sobre todo si se trata de realizar alguna tarea en la cual no se tiene experiencia en absoluto. 

Pero lo que se debe hacer es poner buena cara ante el desafío, organizarse, realizar una lista rápida de lo que se debe hacer para cada tarea, y avanzar paso a paso, teniendo confianza en las habilidades personales, y entendiendo que si hubo un error, por el los primeros días, estos pueden ser rectificados sin mayores inconvenientes.

  • Recordar experiencias pasadas

Tener presente las ocasiones en las cuales se pensó que la tarea era muy difícil pero igual se salió victorioso, ayuda a levantar el ánimo y a mejorar la forma en la cual se afrontan los nuevos desafíos. De esta forma el miedo a cometer errores en el trabajo disminuye, ya que se sabe que se hizo una vez, y se puede volver a hacer.

Todo esto se vuelve una ayuda moral para comenzar en un nuevo trabajo, o incluso para asumir una nueva responsabilidad dentro del trabajo existente, ya que el miedo laboral puede surgir en diferentes etapas, lo importante es saber cómo conquistarlo, conociendo las herramientas personales que se poseen.

  • Demostrar madurez

Una de las razones por las cuales el miedo, sin importar su distinción, es tan fuerte y controla la mente, es porque este se ve ligado directamente al instinto humano. Sin embargo, cuando se posee un trabajo, significa que la mente es lo suficientemente madura como para controlar dicho instinto, ofreciendo un punto de vista pragmático, y buscando la solución a cualquier problema.

La madurez se demuestra al no dejar que los miedos ganen la batalla sobre las acciones de una persona, ya que así se demuestra no solo la capacidad física e intelectual, sino también la fuerza mental para no quebrarse bajo presión. Atributo que agrada a muchos empleadores alrededor del mundo.

  • Distraer la mente

En ocasiones la pero cosa que se puede hacer en enfrascarse en un problema, y comenzar a pensar en las consecuencias que pudiese generar si se falla en el mismo, por lo que siempre es bueno tener una distracción, algo que refresque la mente, y le permita observar las cosas desde otro ángulo, de preferencia debe ser algo que no se relacione al trabajo.

  • Visitar un terapeuta

Cuando no hay forma de dejar de pensar en los errores que se pudiesen cometer, es necesario obtener ayuda profesional para controlar ese miedo irracional. No se debe sentir pena en buscar ayuda.

  • Aumentar el autoestima

Algo que muchas personas hacen es menospreciarse, no se dan cuenta del verdadero valor que tienen, lo que hace que cuando hacen una acción esta no solo se sienta como insuficiente, sino que también se tenga predisposición a sentirse juzgado por los campaneros de trabajo, cosa que en realidad casi no sucede.