Como hacer una cama para perros

Como hacer una cama para perros

Hoy en día para el cuidado de nuestras mascotas existen gran cantidad de camas para perros que puedes encontrar en cualquier tienda especializada para ellos. Tienes que elegir la cama que sea más cómoda para tu mascota. Crear una cama para tu mascota nunca había sido tan sencillo, solo con seguir estos pasos ya estarás en capacidad para hacer una cama para perros con materiales reciclables.

A tener en cuenta

A veces nos olvidamos de algunas necesidades básicas que deben tener y que por alguna razón, pensamos que no les hace falta. Y el lugar en donde descansará tu perro también entra en los cuidados que requiere una mascota en nuestro hogar.

Te daremos algunas características que debes garantizarle a tu mascota a la hora de hacerle su cama, como lo puede ser la elección de la cama para un perro, muchas veces pensamos que los animales con el suelo tienen suficiente para el correcto descanso, pero es fundamental que tengan un cama confortable de la misma manera que nosotros tenemos la nuestra.

¿Cuál es la mejor cama para nuestro perro?

Aunque pensemos que no, existen camas confortables especialmente diseñadas para el correcto descanso de nuestro perro. Un perro necesita dormir bien para que a la mañana siguiente su cuerpo esté activo, y lo más importante, pueda darle un descanso correcto a sus huesos y de ese modo evitar problemas de salud.

Teniendo presente la importancia del descanso en tu mascota, te queremos dar unos pequeños consejos para que realmente sepas cuales son las características que necesita una cama para que tu perro tenga el descanso ideal:

  • Trata de que su cama sea amplia para que el perro no se sienta agobiado
  • Genérale una composición gruesa para el correcto descanso de los huesos
  • Trata de que tenga varias capas de suavidad y comodidad para que el perro pueda sentirse arropado

Para los materiales de la cama de nuestro perro, es bueno que tomes en cuenta los materiales reciclables, ya que  puedes conseguir una gran variedad de utensilios que ya no usas a los cuales le puedes sacar provecho. Sin contar el ahorro para tu bolsillo ya que muchos de los materiales son fáciles de obtener.

Cesta o caja que ya no uses e inclusive puedes emplear una maleta, si dispones de alguno de estos materiales que ya no necesites y que tengas en mente desechar, aprovécha y úsalo como material disponible para crear una cama para tu mascota.

No necesariamente tienes que adquirir la tela o el fieltro acolchado para la cama, aunque no es una mala idea. Si sacas partido a alguno de los materiales que tienes en casa como por ejemplo  reutilizar una prenda de vestir vieja.

El relleno que ira debajo de la tela es sumamente importante, para ellos puedes usar algún tipo de acolchado como lo puede ser una goma espuma vieja, o algunos cojines o almohadas que ya no estés usando.

Manos a la obra

Una vez conseguido todos los materiales necesarios para la elaboración de la cama, tendremos que trabajar en un lugar que sea ordenado, de este modo podremos lograr mejores resultados, porque ya sabes lo que dicen, el desorden refleja quienes somos.

Debes tener presente el tamaño de tu perro, así que deberás medir y calcular cual es el tamaño ideal para que tu perro no quede apretado¸ es preferible que nuestra cama quede con el suficiente espacio para que nuestra mascota pueda dar vueltas y dormir en cualquier posición. De esta manera vas a evitar que su cama quede muy grande y por ende no tengas lugar donde colocarla en tu hogar; o que sea demasiado pequeña y ocasione molestias a tu mascota. Para el relleno de nuestra cama puedes emplear una chaqueta u otra prenda que tengas en tu hogar y que ya no uses, solo debes asegurarte que le proporcione la comodidad necesaria.

Si usarás prendas de ropa, asegúrate de retirarle todos los botones y cremalleras que puedan lastimar a nuestra mascota.

Una vez hayas ajustado el tamaño de la cama, empezaremos con lo que se refiere al relleno de nuestra cama, para ello debes coser las prendas de forma en que se haga una especie de funda, asegúrate de no coser todos los lados y después no poder rellenar tu funda.

Rellena la almohada o el colchón, para esto puedes utilizar tela que tengas a disposición en casa; puedes usar suéteres, franelas u otras prendas que sean lo suficientemente gruesas para darle la comodidad necesaria a nuestro perro.

Una vez rellenada la cama, termina de cocer el lado que falta cocer. En caso de que a nuestro perro se le dificulte entrar a su cama, puedes quitar uno de los lados de la caja o cesta, para que pueda entrar sin ningún tipo de problema, y además tendrá el suficiente espacio para estirar sus patas cuando lo necesite.