Como hacer un antifaz relajante casero

En la actualidad existen en el mercado diversos productos que sirven sin duda para el descanso de nuestros ojos para así poder tener una mirada fresca cada día sin vernos cansados y agotados por tanta rutina, si tienes ojeras, bolsitas en los ojos o demás esto puede cambiarte la vida pero ¿cómo hacer un antifaz relajante casero facil?

Nadie quiere verse al espejo y tener una mirada cansada, siempre queremos dar nuestra mejor impresión y para eso podemos crear nuestro propio antifaz a un precio accesible y que sin duda podremos pagar para gozar de todos los beneficios que este antifaz proporciona para todos los que padecemos de esa tormentosas ojeras y bolsas en los ojos

En tan solo un momento de su uso podrás notar la gran mejoría al sentir y ver en tu rostro ya que el gel frio actúa en seguida proporcionando alivio en la zona inflamada y así aliviar el dolor por agotamiento diario, puedes utilizarlo todos los días unos 10 minutos para que puedas notar la diferencia en tu rostro ya no sentirás los ojos caídos

Te explicare como hacer un antifaz relajante casero por un bajo costo y con beneficios placenteros, ya no tendrás por que sufrir por esos ojos rojos o bolsas inflamadas, aplica este método diario y relájate con el gel frio, no dudes en este increíble antifaz casero, consigue todos los materiales para poder realizarlo. ¡estupendo! ¡Experimentos caseros!

Materiales para hacer un antifaz relajante casero

Algunos materiales posiblemente no los tengas en casa pero de seguro no serán muy costosos, consigue todos los materiales y crea con nosotros un antifaz relajante casero. Si no tienes papel para hornear puedes colocar la plancha en temperatura mínima e ir pasando la punta rápidamente para no quemar el plástico. ¡Junta todo para comenzar!

  • Laminas de plástico
  • Plancha
  • Papel para hornear
  • Tijeras
  • Alcohol
  • Colorante
  • Agua
  • Banda elástica
  • Cuchara de plástico
  • Marcador
  • Regla o metro

Pasos para hacer un antifaz relajante casero

Luego se conseguir todos los materiales puedes poner en práctica estos sencillos pasos para poder hacer tu propio antifaz relajante casero que de seguro te ayudara en cualquier momento a desaparecer esas increíbles orejas y ojos rojos luego de una larga jornada de trabajo. Presta mucha atención y lograras tu antifaz relajante casero fácil

  • Iniciaremos marcando el diseño del antifaz que queramos para esto puedes tomar las medidas de tu rostro desde las sienes y de la altura de la frente y la nariz, al tener las medidas podrás marcarlas en una hoja y dibujar el diseño del antifaz relajante o también puedes buscar plantillas de antifaz y solo la imprimes
  • Al terminar la plantilla podremos marcar todo el contorno en la lamina de pastico con ayuda de un marcador, marcamos dos veces la misma forma, luego pasaremos a recortar muy bien cada pieza para que ambas se unan a la perfección y no hayan irregularidades que luego puedan afectar la unión de estas
  • Cortadas las dos piezas pasaremos a pegarlas, con ayuda de la plancha la colocamos a calentar en temperatura media y colocaremos ambas formas debajo del papel, pasaremos la plancha sobre el papel para hornear, esto nos ayudara para no quemar el plástico, unimos todos los bordes dejando un espacio
  • El espacio que dejaremos será para inyectar el gel relajante a nuestro antifaz, para hacer el gel solo debemos revolver con ayuda de una cuchara el agua, alcohol y colorante vegetal del color que queramos, Luego de mezclar muy bien inyectamos la mezcla en el antifaz con una inyectadora sin llenar por completo
  • Al tener el liquido dentro del antifaz haremos el mismo proceso y cerraremos el agujero que habíamos dejado para introducir el liquido. Al tener el antifaz totalmente cerrado estará listo para los detalles finales, corta una banda elástica del tamaño que consideres para tu antifaz y colócalos en el antifaz de esta forma
  • Por cada lado del antifaz, ayudándote de una aguja o un punzón metálico abre un agujero a cada lado del antifaz por el borde antes planchado, de esta forma podrás pasar la banda elástica y ajustar con un nudo resistente. Y así quedaría nuestro antifaz relajante casera, fácil y practico de hacer para disfrutarlo siempre
  • Ya sabes como hacer un antifaz relajante casero y lo mejor es que podrás hacerlo con muy pocos materiales, reutiliza laminas de plástico y consiéntete con esta increíble manualidad que sera una de tus favoritas, puedes hacer dos o mas para que las puedas refrigerar. Siente los mejores minutos para tus ojos
  • Puedes realizar estos mismo pasos para realizar uno cada integrante de la familia, definitivamente será uno de los mejores regalos hechos en casa, que usaran frecuentemente y nunca pasara de moda, ¿Qué esperas para hacerte uno? Disfruta de un buen antifaz relajante hecho por ti mismo en casa fácilmente