Como hacer el cálculo para conocer el capital social

Si de una u otra forma estás inmerso en el mundo de las finanzas, bien sea siendo el dueño de un negocio, llevando la contabilidad o administrando uno, es necesario que se conozca el valor del capital social, ya que este es el monto de capital neto con el que cuenta una empresa para poder llevar a cabo sus operaciones generales.

Utilidad de capital social

Este es en realidad muy simple, ya que el capital de la empresa es el que rige el programa de desarrollo que esta puede plantear, es la base para generar contratación de personal, para adquirir nuevos equipos o herramientas de trabajo, y para poder determinar si la empresa en realidad está siendo rentable, y si ha resultado de la firma esperada.

Sumado a esto, el capital social es el valor que posee la empresa, incluyendo si cuenta con la titularidad del terreno y del edificio dentro del cual realiza sus operaciones, el inventario que posee, y la maquinaria o herramientas con las que cuenta. Esto es muy útil a la hora de solicitar créditos empresariales, pues indica si la empresa está en posición de recibir y responder por el capital solicitado.

Cálculo de capital social

Aunque muchas personas no tengan ni idea de cómo realizar este cálculo, es en realidad un proceso sencillo, que requiere solo algunos conocimientos básicos para poder superar cada uno de los pasos correspondientes. Claro que también se debe saber establecer una clasificación entre las propiedades que posee la empresa, lo que genera valor, y lo que implica una pérdida.

  • Conocer el patrimonio neto

Este es el primer paso para conocer el capital social, para lo cual es necesario que se diferencien los activos de los pasivos, lo que requiere cierto conocimiento de preparatoria. Por ende, se debe recordar que un activo son las posesiones cuyo valor se mantiene o se incremente, mientras que los pasivos se devalúan lenta o rápidamente, y requieren una cantidad de dinero para mantenerse.

En otras palabras, el vehículo de la empresa, si es que este posee alguno, no puede ser considerado como activo, a no ser que las ganancias obtenidas por el mismo puedan cubrir los gastos de mantenimiento anual.

Por su parte, un verdadero activo es de forma directa, el dinero que posee en día la empresa, lo que significa que, el dinero en las cuentas bancarias y las cuentas por cobrar a favor de la empresa, son los activos que se poseen. Mientras que los pasivos son las deudas o los préstamos pagados.

  • Sumar y restar

Una vez que se hayan identificado todos los activos y pasivos que posee la empresa, se deben sumar cada uno de ellos dentro de su respectiva categoría. Y en lo que se tengan ambos resultados, se deben restar Activos – Pasivos, el resultante de esa simple operación matemática, es el valor del patrimonio neto empresarial.

Para poder obtener el valor del capital social, es necesario tener presente que existen dos factores que también deben ser restados, los cuales son, la Reserva legal, la cual actúa como un respaldo para financiar las operaciones de la empresa en caso de emergencia, y también lo que fue generado de los años anteriores en los que estuvo facturando la empresa.

Por ende, la resta a realizar es la siguiente: Activos – Pasivos – Reserva Legal – Resultado de Ejercicios Anteriores. En lo que se termina de realizar esa operación, se tiene el capital social de la empresa.

Consideraciones con los socios

Cabe destacar que las finanzas de la empresa no excluyen las aportaciones realizadas por los posibles socios que esta pueda tener, de hecho, dichas aportaciones monetarias han de ser sumadas a los activos, porque estos son los que le agregan un mayor valor a la empresa, y pueden ser la diferencia entre un valor positivo, y un negativo.

No es necesario contar con los socios durante todo el año, simplemente con tenerlos antes de realizar el cálculo, es suficiente para que ese nuevo dinero sea incluido dentro de la cuenta de la empresa, y antes de generar el cálculo para realizar pagos de impuestos, o para solicitar un crédito empresarial.

Razones para solicitar un crédito empresarial

La razón detrás del cálculo del capital social de una empresa no es la de ofrecerse a pagar una mayor cantidad de impuestos sobre el valor total de la empresa, sino que se utiliza para poder solicitar un préstamo de dinero que permita hacer crecer las operaciones, expandir hacia un mercado más grande, comprar mejores equipos, y tener la oportunidad de pagar esa deuda a un plazo relativamente largo, y con una tasa fija de interés.

De hecho, las mejores empresas han surgido de la nada gracias a su buen manejo de la deuda adquirida. Entras palabras, si eres comerciante, lo mejor que puedes hacer es tomar una deuda inteligente.