Como cuidar una planta Jade

Como cuidar una planta Jade

La planta jade es una especie de las mas utilizadas para adornar espacios en casas; estas suelen ser bastante populares en hogares del planeta. No solo por su sencillez en   cuestión de mantenimiento y limpieza, sino que también se le ha acreditado según la tradición el valor de traer fortuna y prosperidad en el lugar que este, así como lo oyes; en el siguiente artículo te explicaremos como se cuida esta hermosa planta

¿Qué tipo de planta es el jade?

La planta jade posee otros beneficios añadidos como el de que es  una de las plantas que más ayudan a purificar el aire del interior de los edificios, por lo que también nos permitirá respirar en un ambiente con un oxígeno mucho más saludable. En el presente artículo te explicaremos todo lo que debes saber sobre esta planta, los beneficios que nos pueden dar y su cuidado.

La planta de jade, es una especie que hoy en día se puede encontrar dispersa en varios lugares del mundo, aunque su origen podemos decir que es en el sur de África. Se trata de una especie de planta de hoja perenne, la cual se distingue por tener un tallo fuerte que puede crecer hasta volverse leñoso y hojas de color verde jade que, en los casos de recibir mucha luz, pueden llegar a presentar un color rosa en la parte de la punta de la misma. Un dato muy peculiar es que, estas hojas suelen crecen en parejas opuestas a lo largo del tallo y las ramas y, en las mejores condiciones, esta planta presenta flores blancas que aparecen desde los primeros días del otoño al inicio del invierno.

Cuidados de la planta jade

  • Esta planta crece en condiciones adecuadas y puede producir unas flores blancas o rosadas que brotan a finales del otoño hasta finales de la temporada invernal.
  • Es fácil de cuidar y es muy resistente a los cambios de temperatura. Aunque si se quiere de un mejor aspecto y que desarrolle una florescencia espectacular, lo mas idóneo es que se cultive en zonas con temperaturas normales, evitando calores muy extremos que pudiera provocar la caída de las hojas.
  • Esta suculenta también presenta resistencia a bajas temperaturas, incluso tolera heladas leves. Pero lo que se recomienda no exponerla a fríos muy intensos.
  • En lo que respecta a los requerimientos de luz, puede desarrollarse tanto en lugares soleados como en semi-sombra, sin caer en el exceso de luz solar.
  • Esta especie de planta necesita por lo mínimo 4 horas de luz solar de forma directa. Las plantas que sean mas jóvenes se les recomienda que se mantengan bajo luz del sol brillante e indirecta; las plantas de jade bien desarrolladas tienen la capacidad de soportar mucho mas los rayos fuertes del sol.

 

  • La planta de Jade puede resistir mucho tiempo sin agua, por lo que se aconseja regarla cuando el suelo se seque en verano y aplicar muy poca de agua durante el invierno. Para poder estimular su floración, lo que mas se recomienda es dejar de regar por completo en el otoño.
  • Es muy importante estar al tanto de no crear un charco a la hora de hidratar esta planta, ya que esto podría llegar a pudrir las raíces, lo que podría ocasionar la caída de las hojas.
  • Para obtener un ejemplar de esta hermosa especie y que luzca como un árbol pequeño, es necesario realizar podas para que el tronco se engrose y pueda soportar el peso de las hojas y ramas. Los trabajos de corte deben hacerse en la primavera, antes que comience la estación de crecimiento para obtener raíces fuertes.
  • El Jade crece satisfactoriamente en cualquier maceta; no necesita ser replantada, salvo cada tres años, pero las condiciones del suelo deben ser buenas para su óptimo desarrollo.
  • Para que la planta tenga una buena alimentación, los biólogos recomiendan el humus de gusano; también, el abono para violetas africanas, todo esto para que al final se pueda lograr una buena fertilización.

Precauciones con las mascotas

Sin embargo un dato interesante y muy importante a la hora de tener una planta jade en tu hogar, es resaltar su alto nivel de toxicidad, ya que es sumamente toxica para algunos animales domésticos. Pudiendo llegar a generar síntomas como bonitos, disminución de los latidos cardiacos, y ataxia (descoordinación motora) algo similar ocurre con la familia de plantas aloe vera, en la cual la aloína  es su principal agente toxico. La aloína  es amarga y puede causar vómitos y enrojecimiento en la orina.

Los síntomas de envenenamiento son vómitos, pérdida del apetito, diarrea irritación en la boca, salivación excesiva entre otras, en el caso de una intoxicación severa puede llegar a producirse pérdida de conciencia o convulsiones.

Como ya se ha mencionado anteriormente, la toxicidad  de dicha planta suele afectar en mayor grado a los animales. Debido a esto es recomendable tomar medidas de precauciones con tus cultivos, evitando así el fácil contacto de tus mascotas con tu planta.