Cómo calmar la ansiedad por fumar

Una de las principales causas prevenibles de enfermedades y muertes es el consumo de cigarrillos. Cuando te decides a dejar de fumar, una de las primeras consecuencias es la aparición de episodios de ansiedad.  No obstante, calmar dicha ansiedad no es tarea fácil para los que deciden dejar de fumar, debido a que se requiere mucha voluntad y motivación.

Motivos para dejar de fumar

Evitar enfermedades. El fumar tabaco está asociado a muchas enfermedades, una de las cuales es el cáncer de pulmón que representa más del 80% de estos casos. A su vez la media de vida se ve reducida en casi 10 años, según estudios realizados. Según la OMS alrededor de 7 millones de personas mueren al año por culpa del consumo del tabaco.

Disminuir los riesgos cardiovasculares. Los especialistas indican que pasada 8 horas sin fumar los niveles de oxígeno en la sangre llegan a valores normales. Aun cuando el porcentaje de riesgos cardiovasculares no se minimizan hasta pasado unos 12 meses. Así mismo, la probabilidad de contraer cáncer de pulmón disminuye un promedio de 40% unos 10 años después.

Después de que decidas dejar de fumar te preguntarás ¿Cómo calmar la ansiedad y el estrés que provoca el dejarlo? No te preocupes, en seguida te traemos algunos consejos para dejar este mal hábito, calmar la ansiedad y evitar que perjudique tu salud.

Evita amigos fumadores

Es fundamental, que evites el contacto con amigos o personas de tu entorno que tengan ese hábito, o que no puedan hacerlo en frente de ti. El solo hecho de que veas a otra persona fumando es más que suficiente para que te den deseos de fumar. Si en realidad está en tus planes abandonar el tabaco, es esencial que evites tenerlo a la vista.

Es importante que le comuniques a tus familiares y amigos, tu decisión de dejar de fumar y sean ellos los principales ayudantes en este difícil proceso. Es algo sencillo, evitar fumar delante de ti mientras logras controlar tu ansiedad.

Evita pensar en fumar

Siempre mantén en mente que tu voluntad es más fuerte que tu ansiedad de fumar. No permitas que tus pensamientos te ganen, debes buscar la forma de desviar tus pensamientos en otras cosas. Pueden haber situaciones intensas y estresantes, pero ten pre4sente que las ganas de fumar son pasajeras.

Una buena técnica es la de respirar profundo y siempre pensar, que no es para morirse si no fumas ni te pasará nada malo, al contrario estas ganando salud por cada cigarrillo que dejas de fumar.

Evita el alcohol y el café

Generalmente la persona que fuma, acompaña  este vicio con el café y las bebidas alcohólicas. De tal forma que el cerebro está predispuesto a relacionar estos productos. Esto motiva que al tener presente alguno de ellos, surge las ganas de tener el otro. Debes evitar en lo posible consumir ese tipo de bebidas, sustitúyelas  por jugos naturales, agua o algunas infusiones, evitaran que pienses en fumar y son saludables.

Busca alternativas para distraerte

Cuando sientas mucha ansiedad por fumar,  trata de buscar algo que hacer. Puedes hacer una horario de actividades en las horas que te dan mayores ganas de fumar, sal a caminar, ponte a leer, un videojuego.

Puedes ponerte a practicar tu deporte favorito, algún hobbies que tenías de joven. Además de alejar la ansiedad te proporcionará satisfacción.

Inicia el día relajado

Afronta cada día de la forma más tranquila posible, nada más al levantarte dedica uno minutos a ejercicios de meditación, una actividad física que te relaje o solamente haz respiraciones profundas. Si tienes la disponibilidad de ir a un sitio al aire libre donde puedas respirar mejor el aire.

Una vez realizada esta actividad toma un baño relajante. Con esto lograrás cambiar tu mentalidad desde temprano y así te mantendrás enfocado en otras cosas y evadirás las ansias de fumar.

Alterna tus rutinas

Cambia esas costumbres que tenías cuando fumabas, después de comer no te sientes a ver televisión, da una caminata corta. Dejar de fumar es un cambio en tu rutina diaria, por esta razón debes cambiar las rutinas que tenías asociadas con el fumar. Lo primordial es alternar las actividades para que te mantengas con el pensamiento en otras cosas.

Come saludable

Generalmente, las personas asocian el dejar de fumar con el aumento de peso, pues la mayoría que dejan de fumar, calman su ansiedad de fumar con comida. Es una buena opción siempre y cuando consuma alimentos saludables que no te ayuden a aumentar de peso. Habitualmente, mucha gente opta por masticar chicles sin azúcar, mentas, o consumir algunas frutas.

Si es posible dejar de fumar ten presente que el dejar de fumar no es tarea fácil, pero nada es imposible. Muchos  recaen en el consumo del cigarrillo, si este es tu caso, busca el ¿por qué volviste a hacerlo?, no te rindas y vuelve a intentarlo con el doble de ganas para así evitar ese mal hábito.