Cómo calibrar la impresora según su marca

A la hora de presentar un informe o un trabajo en la universidad, la calidad de la impresión debe ser la más óptima, por tal motivo la diferencia entre tener un impresora bien calibrada a tener una no calibrada hará que se refleje en la nota de tu trabajo. Así que debes mantener tu impresora configurada y calibrada para una impresión nitida.

¿Por qué calibrar la impresora?

Principalmente el objetivo de calibrar tu impresora es para obtener una óptima impresión en cada documento que imprimas, evitando colores indeseados e impresiones de mala calidad. Para mantener ajustado correctamente este dispositivo, debes asegurarte de contar con los controladores actualizados.  Los cuales son necesarios para obtener impresiones de calidad.

En ocasiones imprimes un documento o alguna imagen en los cuales aparecen algunas líneas verticales desiguales o hay zonas oscuras, es este caso es necesario que calibres tu impresora. Con este proceso alinearas tu impresora, esto lo puedes hacer desde el software que se incluye en el momento de instalar tu impresora.

Para un buen calibrado, debes crear un perfil de color exacto para tu monitor del ordenador. En el escritorio haz clic con el botón secundario de tu mouse una vez que te aparezca el menú emergente selecciona la opción “Resolución de pantalla”, te aparecerá un ventana haz clic en “Configuraciones avanzadas”, ve al formulario “Gestión de color”  selecciona tu perfil deseado y Guarda los cambios.

Debes tener presente que según la marca de tu impresora, cada fabricante tendrá un método de calibrado, a continuación te mostraremos los pasos para calibrar algunas marcas de impresoras.

Impresora HP

  1. Primeramente coloca algunas hojas blancas en la bandeja de tu impresora. En tu computador, haz clic en el botón de inicio y luego ve a la opción “Todos los Programas”.
  2. En la lista de programas y carpetas que ahí se muestra busca la que dice HP y en el menú que se despliega haz clic en “Centro de Soluciones HP”
  3. Cuando ya estés en el menú del centro de soluciones, elige la opción de “Alinear Cartuchos de impresión”, seguidamente comenzara una impresión en la cual te mostrará una pequeñas líneas.
  4. Si tu modelo de impresora es multifuncional, una vez impresa la hoja colócala boca abajo en el escáner, cierra la tapa y pulsa escanear, así empezara a calibrar tu impresora.

Impresora Epson

  1. En la barra de tareas o en el escritorio de tu equipo, busca el icono de la impresora, haz clic con el botón secundario del mouse y elige la opción “Automática” y pulsa “Aceptar”.
  2. Seguidamente escoge la opción “Comenzar” para que se ejecute el proceso de calibración, en ese instante se imprimirá la hoja de alineación.
  3. Al culminar la impresión de la página, solo debes hacer clic en “Finalizar” y ya tendrás calibrada correctamente tu impresora.

Impresora Lexmark

  1. Al igual que en las impresoras anteriores, lo primero que debes hacer es colocar papel en la bandeja de tu impresora.
  2. Haz clic en el botón de “Inicio”, pulsa en todos los programas y selecciona la carpeta Lexmark.
  3. Escoge la opción de “Mantenimiento” y luego “Alinear cartuchos”.
  4. Solo queda seleccionar la opción “Imprimir”, clic en “Siguiente” y “Finalizar”, comenzara la calibración, una vez terminado ya tendrás lista tu impresora.

Impresora Brother

  1. Desde el icono de Status Monitor, inicia las “Preferencia del Sistema”, selecciona “Impresoras y Escáneres”, selecciona tu impresora Brother. En seguida clic en “Abrir cola de impresión”,  a continuación selecciona “Configuración de Impresora”, y “Abrir utilidad de la impresora
  2. Con esto el Status Monitor estará listo para la configuración
  3. Dirígete a la barra del menú, clic en “Control –  Calibración de color”.
  4. Una vez que aparezca el mensaje de “Calibración de color”, haz clic en En ese momento se iniciará el proceso de calibración.

Consejos para una calibración correcta

Muchas veces has notado que tu impresora no este calibrada, y no has conseguido el por qué sucede. No se tiene una respuesta exacta a esta situación, el uso continuo de tu impresora es más que suficiente para que esto suceda. No obstante, debes tener presente unos cuantos factores que provocan que se pierda la calibración de tu impresora.

Es importante que conozcas que, este dispositivo al momento de imprimir realiza un esfuerzo, por tal motivo debe estar sobre un área estable en la cual funcione sin inconvenientes ni movimientos bruscos. Si la superficie sobre la que la colocas no es rígida y permite moverse al momento de imprimir, se podrá desajustar continuamente.

Si le haces mantenimiento a tu impresora, asegúrate de desconectar siempre la corriente. No importa que no utilices paños húmedos, pero siempre se corre el peligro de un shock eléctrico. Al momento de transportar tu impresora asegúrate de colocar los seguros para que sus mecanismos no se afecten.