Broches con plumas

Divertidos, suaves, y perfectos para utilizar en diversas ocasiones, los broces con plumas pueden tener diversos colores, y ser un elemento decorativo que permita resaltar de entre la multitud, al utilizar elementos naturales.

Materiales

Para crear los mejores broches con plumas necesitas, por supuesto plumas, fieltro, pistola de pegamento, piedras decorativas, cerradura para broche.

Cómo hacer un broche de plumas

  • Primero encontrará todos los materiales disponibles. Algunos animales parecidos a los pavos reales tienen un ciclo relacionado con la fertilidad y, finalmente, pierden su plumaje.

 

  • Haremos para este broche la base perfecta para que luzca genial. Lo cortaremos en forma triangular. En realidad las formas son variadas, pero al elegir el triángulo se tiene la base perfecta para lucir las plumas.

 

  • Diseñamos el broche. Se planea la estructura deseada para el broche, se puede cortar las plumas o dejar del mismo largo. Este tipo de broche aporta mucha comodidad, y es muy ligero gracias a su material suave. Se ha de encontrar la mejor forma de combinar estas plumas.

 

  • Con las plumas preparadas, pegaremos una a una. La silicona caliente ayudará a facilitar este proceso. Se pega el lado más duro, y cuelga el lado más suave.

 

  • Para completar este broche, colocaremos una piedra o cuentas encima del mismo. Ella le dará el toque glamoroso que necesita esta pieza. Se colocan en el medio o al final, se instalan uno a uno, o busque una piedra grande que forme el centro de esta pieza.

 

  • Cuando la base esté lista, agregue un imperdible o una base de broche para poder colocarla. 

Tinte para las plumas del broche

  • Protéjase y proteja también su espacio de trabajo

Coloque algunas hojas de periódico en la parte superior del tablero que se utilizará, para asegurarse de que los goteos o derrames no dañen la mesa. Use una toalla de papel si hay un derrame. Use un abrigo o delantal viejo y póngase guantes de goma para proteger la piel del tinte.

  • Mezcle el tinte en un bol

Puedes usar tinte en polvo o tinte líquido. Consulte la guía del paquete para averiguar la cantidad de tinte y agua que debe usar. Por lo general, ¼ de taza (60 ml) de tinte líquido, o 1 cucharadita (tinte en polvo) mezclado en 1 L (1 cuatro galones) de agua caliente. La temperatura del agua ronda los 60ºC.

  • Use colorante alimentario para obtener beneficios de color

Llene un recipiente que contenga plumas con 2 partes de agua caliente y 1 parte de vinagre. Agrega las gotas de colorante una a una hasta obtener el tono deseado. 5 o 6 gotas deberían ser suficientes.

  • Toma un baño de colores con una bebida en polvo

Las bebidas en polvo como Kool-Aid se pueden utilizar como tinte para el plumaje. No dude en mezclar colores si lo desea. Utilice paquetes de 16 g por 1 vaso (240 ml) de agua caliente. Vierta el polvo y el agua en un tazón grande. Si el color es demasiado claro, agregue otro polvo. Si está muy oscuro, agregue más agua.

  • Revuelva la mezcla con la coctelera

Utilice una cuchara de madera o una cuchara de acero inoxidable que no manche. Asegúrate de combinar los ingredientes con cuidado. Agite hasta que este polvo se disuelva, si corresponde.

  • Lave el plumaje natural con un jabón suave

Primero debes lavarlo para eliminar cualquier aceite que pueda evitar que el tinte funcione. Llene un recipiente o un balde con agua tibia y jabón suave. Pon las plumas en el recipiente y agítalo.

Déjelo allí durante unos minutos y luego enjuague con agua del grifo. Si se adquirieron las plumas en una tienda de manualidades, puede evitar este paso.

  • Sumerge las plumas en un baño de colores

Colóquelas en el interior con cuidado y asegúrese de que todas las piezas y puntas estén sumergidas. Presione con una varilla para aumentar el volumen una vez que comience a flotar.

  • Déjalo en remojo hasta que alcance el color deseado

El plumaje absorbe el color rápidamente, por lo que solo es necesario remojarlo durante unos 2 minutos. Si desea un color más oscuro, debe dejarlo actuar durante unos 15 minutos. Revuelva la mezcla cada vez para asegurarse de que el color se absorba de manera uniforme.

Algunos colores se caerán cuando las plumas estén secas, así que déjelas en remojo hasta que se vuelva de un tono más oscuro de lo deseado.

  • Enjuague el cabello con agua fría

Sácalas con cuidado del recipiente y colócalas en el fregadero. Use agua fría del grifo para eliminar el exceso de color. Enjuague hasta que el agua sea incolora.

      Una vez enjuagado, el color no se desvanecerá y permanecerá en ellas.

  • Deja secar el cabello

Afuera con varias capas de papel periódico o toallas de papel, seque por ambas partes hasta ser necesario.