Aprende a afeitarte con navaja

Considerado como el afeitado de estilo clásico, es una verdadera opción personal, la cual demuestra destreza y confianza, ya que resulta muy fácil hacer un mal corte con la navaja. Pero hacer este tipo de afectado permite realizar cortes precisos, lo que es excelente si se desea contornear la barba en una forma específica.

¿Por qué afeitarse con navaja?

Si te afeitas con navaja, contribuirás al cuidado del medio ambiente, además de ahorrar dinero con máquinas, hojillas y diversos accesorios. Además, los bordes de la hoja son más anchos y dan mayor control a la hoja.

Anteriormente, la navaja de afeitar era solo una forma de afeitarse. Hoy en día se suelen utilizar cuchillas o navajas, pero en realidad es mejor utilizar una navaja. ¿Quieres saber cómo afeitarte con un doble paso? Sigue leyendo y verás que es muy fácil.

Pasos para afeitarse con navaja

  • Primero es necesario preparar la hojilla de afeitar con una herramienta especial, para que la hoja pueda alinearse y obtener las mejores condiciones para el afeitado.

 

  • También necesitas preparar tu rostro, y una de las claves es lavarse antes usando agua tibia o caliente. Con esto se facilita el proceso de afeitado, ya que los poros se dilatan, permitiendo un trabajo más factible. 

 

  • Extiende bien la crema de afeitar, puedes usar tus dedos o un cepillo. La espuma debe estar fina y no seca, ya que de no ser así los resultados no serán favorables.

 

  • Para dar inicio a este proceso, aféitese con la mano dominante, coloque el pulgar en la parte inferior de la púa. Los dedos índice, medio y anular deben estar en el lado opuesto de la espiga, es decir, en la parte superior. El mango debe quedar entre el dedo anular y el meñique, de modo que el resto quede unido a la punta.

 

  • Con las manos libres, estire la piel con fuerza y comience a afeitar.

 

  • Sostenga la hoja en un ángulo de 30 grados cuando esté abierta sobre la piel, o puede cortarse. Aplique un poco de presión y emplee un movimiento suave en la dirección del crecimiento del cabello.

 

  • Después de hacer la primera pasada, enjuague la navaja y dele una nueva pasada. Vuelva a afeitarse, esta vez en la dirección opuesta a la dirección del crecimiento del vello.

 

  • Una vez que haya terminado de afeitarse, lave toda la zona con agua tibia y luego enjuague con agua fría, esto cerrará los poros.

 

  • Recomendamos que, cuando haya terminado, lave la navaja para eliminar el vello y la espuma residuales. Seque con una toalla o paño, asegurándose de que no queden fibras en la toalla.

¿Por qué preferir la navaja recta?

Está claro para todos los que utilizan la navaja para afeitarse la barba, que la principal ventaja de esta herramienta es que la hoja recta es más delicada y precisa. Cuando se utiliza la navaja, se obtiene un resultado más delicado y suave, así como preciso en los cortes que se pueden hacer para contornear.

  • Esta es la mejor alternativa para aquellas personas con piel sensible o que se irritan más fácilmente. El único inconveniente es que hay que tener ciertas técnicas, pero con un poco de práctica se puede superar. Usar una navaja como la que usa un barbero es definitivamente la mejor solución.

 

  • Otra ventaja de usar una navaja recta para afeitarse es el ahorro económico. Si tenemos una navaja de barbero, no gastaremos más dinero en las hojas, si se tendrá el costo de la electricidad o el de las baterías. Quizás la inversión inicial sea un poco cara, pero a mediano plazo es rentable. Solo debe prestar especial atención al mantenimiento y al afilado.

 

  • Por último, cabe señalar que las navajas de afeitar tienen un menor impacto medioambiental. Un buen corte de barba se puede conocer con la experiencia, la diferencia entre los métodos resulta abismal en favor de la navaja clásica.

En resumen, la navaja de afeitar es uno de los métodos preferidos por los hombres. Un sistema que permite sentir la piel afeitada con mayor precisión y no es irritante. Resulta que se tarda más en afeitarse, lo que sería el único inconveniente, pero de esto, es la mejor opción

Cómo cuidar de la navaja

Así como una herramienta de precisión, la misma ha de ser cuidada para que no se dañe. Lo principal a tener en cuenta es que esta jamás ha de caerse, ya que el borde resulta ser muy delgado, lo que permite precisión, pero también lo convierte en una parte propensa a sufrir daños bajo fuertes impactos.

La limpieza de la misma también es primordial, ya que en ella se pueden almacenar callos, piel muerta, sangre en caso de existir algún corte, y si esos elementos se descomponen pueden crear bacterias. Lo mejor es siempre limpiarla muy bien antes de guardarla, y lavarla con alcohol antes de su uso.