Abrir archivos adjuntos

Los correos electrónicos son perfectos para compartir una gran cantidad de información de forma inmediata y a largas distancias, además, estos representan una manera formal de comunicación, por lo que los archivos que por ellos transitan se consideran importantes. Claro que es necesario saber cómo abrir dichos archivos.

Comunicación total

Al día se envían una cantidad innumerable de correo electrónicos, algunos más importantes que otros, pero la mayoría se encuentra unida por una característica en particular, poseer archivos adjuntos, los cuales son información creada o modificada por otra persona que está siendo compartida de forma directa.

Esto puede ser un tanto complicado para abrirlos si no se sabe cómo hacerlo, por lo que es necesario tener una guía que permita el uso del correo electrónico de forma que facilite la obtención, descarga, y manipulación de los archivos adjuntos, para incrementar la productividad personal y laboral.

Claro está que una vez que estos son abiertos, y se acostumbra realizar el proceso, el uso de los archivos adjuntos resulta no sólo fácil, sino perfecto para poder cumplir con una gran cantidad de labores diarias, sobre todo cuando se trata de trabajo o estudios, ya que son los principales portales informáticos por los cuales transita la información vital tanto para empresas como para estudiantes alrededor de todo el mundo.

Cómo abrir estos archivos

  • Entrar en sesión

Para poder hacer este proceso, lo primero que se debe hacer es entrar en sesión, sin importar cuál sea el proveedor que se utilice, para esto se colocan el nombre de usuario y la contraseña, lo que permite acceder a la cuenta persona, que es a donde llegan los correos con archivos.

  • Bandeja de entrada

El correo electrónico es como el correo normal pero un poco más organizado, resulta que dentro de este se tienen varias carpetas donde se archivan los correos que han llegado a la cuenta, así como hay otra carpeta destinada a guardar lo que has enviado, los que no terminaste de enviar, y  los que son considerados como publicidad molesta.

En este caso es necesario entrar en la bandeja de entrada, al hacer esto se abre una lista con todos los correos que han llegado a esa carpeta en orden cronológico, por lo que si el archivo es muy reciente, lo más probable es que esté entre los primeros puestos.

  • Localiza el correo

Para saber si un archivo conlleva un adjunto se ha de buscar una marca en específico, la cual suele ser el símbolo de un clip, el cual indica que dicho correo no solo conlleva texto, sino que además existen otros archivos en su interior. Dicho click se mantiene allí sin importar que.

Ya con el correo localizado se procede a hacer clic sobre el mismo para poder entrar y observar el contenido, ya que no se puede ver dicho archivo sin antes abrir el correo. No es necesario preocuparse, ya que, a diferencia de WhatsApp, las personas no pueden ver cuando se lee un correo que proviene de ellos.

  • Ubica el archivo

Dependiendo de qué proveedor se esté empleando, el archivo adjunto se puede localizar en la parte superior o inferior del correo. Por ejemplo, para Gmail generalmente el archivo aparece debajo del texto enviado, mientras que para Outlook es todo lo contrario. Por lo que es necesario darse cuenta de cuál proveedor se emplea, ya que además de los dos ya mencionados, existen varios.

  • Selecciona la opción correcta

Algo que se ha de tener en cuenta es que cuando se selecciona el archivo se tienen dos opciones, una es verlo en el explorador, en otras palabras, abrirlo para darle un vistazo, pero sin modificarlo. Y la segunda opción es la descarga del mismo, lo que permite verlo con los recursos del computador, así como trabajar en su interior.

Ahora, cuando sólo se da clic sobre el archivo este simplemente se abre en el explorador, para poder descargarlo es necesario pulsar sobre la flecha que apunta hacia abajo, la cual se encuentra en una de las esquinas del archivo. 

  • Abrirlo con el programa adecuado

Dependiendo cual sea el programa, es posible que se tenga la opción de abrirlo inmediatamente con alguno de los programas que se tienen instalados en la pc, o que esta misma solicite una segunda opción para poder abrirlo. Cuando dicha segunda opción es solicitada, se recomienda descargar e instalar el programa que lo pueda abrir.

Esto se hace entrando en internet y si se sabe el nombre del programa, se procede a buscarlo para descargarlo y activarlo. En dado caso de que el programa sea desconocido, se ha de buscar el tipo de archivo, el cual generalmente aparece después del nombre, existen archivos .doc, .pdf, .dwg, y así muchos otros. Se ha de encontrar el formato y descargar el programa que lo pueda ejecutar.